Filosofía Montessori

Cada salón Montessori se divide en áreas de trabajo, cada una de ellas está preparada para favorecer distintas áreas de desarrollo.

El material es específico y apunta a favorecer el aprendizaje individual de cada uno de nuestros niños.


El rol del educador es de guía y orientador para facilitar aquello que cada niño desea aprender en un determinado momento, lo que Montessori denomina “Periodo sensible”.


Dentro de un salón Montessori hay muchas reglas que los niños y adultos deben cumplir para favorecer el Respeto y el Bien común.

Un lugar donde puedes aprender a través de tu propia experiencia.

Un lugar para fomentar el respeto hacia ti mismo y los demás.

Un lugar donde puedes fortalecer tu autoestima para ser más felíz.